lunes, 23 de noviembre de 2015

Mercado de la carne de caballo de Almatý

Foto Aquatek-Filips
Hace un par de semanas, volviendo al aeropuerto por una autobahn alemana cualquiera con un colega italiano, me comentaba como en breve, tras cinco años viviendo en Merkelandia, regresaba por fin a vivir a su hogar en la región italiana de Apulia. Enumerando las cosas que iba o no iba a echar de menos resaltaba que una de las cosas que más le agradaba de volver a Italia era el poder comer la sabrosísima carne de caballo... carne que según me contaba le costaba encontrar en Alemania y que de hecho, al preguntar por ella en la carnicería, hacía que le mirasen con cara de loco... Yo como sabéis soy tremendamente paleto en según que cosas y la idea de comerme un caballo a la parrilla me sonaba parecido a comerme un perro o un gato... quiero decir, no digerí bien el comentario aunque ahora a posteriori y tras haber investigado un poquitín veo que comer caballo debe ser más común de lo que pensaba. A mi pregunta de si en Italia existían granjas de caballos como existen de cerdos o vacas no supo responderme mi interlocutor y por un momento llegué incluso a pensar que tal vez lo que pasaba por el filo del carnicero no eran sino caballos rocieros machacados de cruzar Doñana o ejemplares de carreras que conocieron tiempos mejores... Bueno, pues a juzgar por las dimensiones del mercado de carne de caballo de Almatý que aparece en la imagen que abre la entrada de hoy parece que donde realmente causa sensación este tipo de alimento es en la parte sur de Kazajistán... según cuenta Aquatek-Filips en ESTA entrada la carne de caballo, riquísima en proteínas de alta calidad, se lleva comiendo aquí mucho tiempo y de hecho se sirve de una u otra manera en cualquier menú de restaurante. Aunque el potro de dos a tres años causa sensación el verdadero delicatessen suele ser la carne de potros entre nueve y diez meses... una delicia señora. Además, según parece, la carne de caballo se asimila hasta ocho veces más rápido que la carne de vacuno y no tiene colesterol... vamos, ¡que no se a que estáis esperando para hincarle el diente al primer caballo que pase por delante vuestro!


7 comentarios:

  1. En Italia se come carne de caballo y también de asno. Un plato típico de montaña es el asno estofado con polenta.

    ResponderEliminar
  2. No te tienes que ir tan lejos, en españa hay carnicerias especializadas en carne de caballo (conozco una en Madrid, en Vallecas mas concretamente que lleva mas de 20 años abierta)

    ResponderEliminar
  3. España es exportadora de carne de caballo, con Francia e Italia como principales mercados.

    ResponderEliminar
  4. En Galicia también se consume.

    ResponderEliminar
  5. Mi padre nacido en los años 40 , me ha comentado que si el burranco o potro nacía , con alguna tara o no se necesitaba en las fincas , se preparaba una comida con él sin problemas y que estaban muy buenos . Pero claro en estas fechas nuestras , pues da no se que comerse un animal tan inteligente y cercano , es como hacer sopas con un delfin.....

    Un saludo . De Cáceres

    ResponderEliminar
  6. En Asturias también hay carnicerías de potro. Recomiendo la cecina de potro,más dulce quizás que la de vaca.

    ResponderEliminar
  7. Comí cecina de caballo en Italia sin saberlo (me lo dijeron después cuando vieron que me la comía sin problemas) y me pareció riquísima.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...