martes, 20 de junio de 2017

En ocasiones veo... castillos medievales de Hitler

Por ahí resopla. Foto Miguel
Siguiendo un poco con la pequeña serie "En ocasiones veo" que ya pudimos ver por AQUÍ y por AQUÍ hoy traigo otra entrada en la que por unas cosas o por otras me acordé de este querido blog nuestro que tantas alegrías me ha dado. En esta ocasión el título correcto bien podría ser "En ocasiones veo... castillos medievales de Hitler y acabamos bebiendonos hasta el agua de los floreros" pero no cabía y además estaría adelantando acontecimientos sin necesidad... en fin, dejadme contar la historia entera...




Escalera de caracol de abajo a arriba. Foto Miguel
Diez de la noche. Me encuentro con un buen puñado de drugos tomándome unos tragos de Moloko Plus en una terraza próxima a la Hauptbahnhof de Hamburgo cuando uno suelta:

  • Oye, ¿porqué no nos vamos a un club que he escuchado que está muy bien cerca de Saint Pauli?
  • Quita quita... - replicamos varios - llevamos todo el día andando y apenas hemos dormido tras una sesión germana de salvaje ballet... y además estamos al lado del hotel... que pereza... casi que preferimos tomarnos un Moloko Plus más e irnos a planchar la oreja...
  • Que no hombre que no, que el club me han dicho que está genial y que la música que ponen es la bomba...
Llegados a este punto decir que si bien me siento cómodo en géneros musicales que van desde Dire Straits hasta Bach pasando por el Stan Getz la música electrónica (omnipresente en Alemania) junto con el reggaeton deben de ser los únicos géneros que no suelo escuchar al menos de manera proactiva... y este local era de música electrónica así que a esas alturas del discurso ya estaba enfilando la calle del hotel cuando alguien dijo...

Pintada en la escalera. Foto Miguel
  • Además el club en cuestión se llama Bunker y se encuentra en el interior de un gigantesco bunker construido por los nazis como edificio de protección y antiaéreo a la vez...
¡¡¡DIN DIN DIN DIN!!! fue entonces cuando la imagen del gigantesco castillo hitleriano de Saint Pauli apareció en algún recóndito lugar de mi pequeña cabecita...

Plan de evacuación en caso de mala música. Foto Miguel
Obvia decir que a los diez minutos me encontraba en el interior de un taxi en dirección al mencionado club (AQUÍ) acompañado de mis amigos y con fuerzas renovadas al menos para entrar, tomarme un par de cervezas, darme un par de paseos y volverme al hotel con la satisfacción del trabajo bien hecho.

Terraza. Foto Miguel.
Digamos que tras una serie de curiosos  traspiés y encontronazos con la autoridad competente logramos llegar al bunker en cuestión. Como curiosidad diré que el club se encuentra en el último piso del edificio y que no es demasiado grande. Los precios de las bebidas son bastante comedidos y accesibles ya que pienso que está dirigido a estudiantes (eramos los mayores con diferencia). En lo más alto cuenta con una extensa terraza en una de las posiciones de las Flak con buenas vistas sobre el estadio de fútbol del mítico Saint Pauli que viene muy bien para despejarse...

Vista de la escalera desde arriba. Foto Miguel
Según parece en el edificio conviven varios clubs de música... en uno que había aparentemente en la planta baja había una fiesta privada (o que no nos querían dejar entrar) así que de ese no puedo opinar.

Un tipo en alguna parte va en alguna dirección. Foto Miguel
En fin, en esta entrada hay poco más que decir que no sea estrictamente confidencial. No puedo dejar de recomendar el local ya que lo pasamos bastante bien...

Pegatina antifascista en el interior del bunker nazi. Foto Miguel
Aunque a decir verdad no sé si fue el local, el DJ, la música, la cerveza... o simplemente independientemente de lo anterior la compañía de una buena cuadrilla con buena onda con la que disfrutar la noche. 

Saliendo a ver la luz del sol. Foto Miguel
Sea como fuere la fiesta que me corrí esa noche con mis camaradas sabéis que fue solo y exclusivamente para poder documentar esta entrada y así poder presentaros este lugar en el blog... o eso quiero creer.


1 comentario:

  1. Esas oportunidades no se pueden dejar escapar, bien hecho Miguel!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...