domingo, 7 de mayo de 2017

Hoy en grandes puzzles de la humanidad.... Lego

Concept 7th Generation Air Superiority Fighter. Foto Miguel
Desde que desaparecieran los Tente, Exin CastillosMadelman o similares de este mundo hoy en día existen básicamente dos tipos de niños: a los que le gustan los Playmobil o a los que les gustan los Lego. Yo tal y como creo recordar que expresé en ESTA entrada era hooligan de Playmobil (Famobil por entonces) mientras que mi sufrida esposa fue chica Lego, de hecho aun conserva el castillo de Lego que le regalaron siendo niña. De todas formas con los años me he relajado y a pesar de manetener mi posicion junto a los Playmobil he de admitir que Lego me ha ido ganando poquito a poquito con los años. 


Minotaurus... el juego de mesa más jugado de casa... de Lego por supuesto. Foto Miguel
Parte de la clave del éxito de Lego radica en su condición no tanto de juguete sino de sistema. Concepto este de sistema que parece que se han querido cargar desde hace tiempo creando modelos que usan cada vez piezas más específicas pero bueno, esa es otra discusión. En nuestra casa el vikingo mayor comenzó su acercamiento a los Lego a través de Duplo como suele pasar dando posteriormente con los años (cuando su coordinación motora se lo permitió) el salto al Lego tradicional. No obstante para cuando esto sucedió el pequeño vikingo nació y directamente por aquello de querer hacer lo mismo que su hermano mayor se tiró de lleno a por el Lego "pequeñito" sin pasar por Duplo y se volvió un auténtico talibán del mismo.

Ruedas. Foto Miguel
Este fanatismo ha provocado quecon el paso de los años la colección de Lego haya ido creciendo de manera dramática más que nada porque desde que tiene uso de razón todos los reyes o cumpleaños el regalo que pide es el mismo... y el caso es que es un buen regalo porque le permite jugar, crear y echarle imaginación por lo que nadie se lo niega...

Foto Miguel
Todo esto sería la historia de un niño feliz que tiene los juguetes que le gustan de no ser porque la realidad en muchos casos es diametralmente distinta y ello se debe a la propia naturaleza como sistema de juego del Lego y a su capacidad para ser desmontado. Y ahora es cuando cuento una realidad que se da en la gran mayoría de hogares que tienen mucho Lego (los cuales son bastantes).

Foto Miguel
La realidad en muchas ocasiones es que el niño cuando recibe un Lego nuevo lo monta entusiasmado y comienza a jugar con él. Los días transcurren y el camión o coche o lo que sea pues va siendo modificado (Nota del autor: como buenos puristas para nosotros Lego es el denominado Lego City... todo lo demás merchandising). 

Initial Setup. Foto Miguel
Un día el juguetito se cae al suelo y es reconstruido por el vikinguín de turno de aquella manera y un día, de manera irremediable, el vehículo en cuestión suele acabar en una caja/bolsa/cajón o lo que sea donde se encuentran otros tantos vehículos a medio hacer que precisan de pasar por el servicio técnico para recuperar todas sus piezas (si es que han podido ser recuperadas que también está por ver y en este juego el aspirador y las alfombras son tu enemigo).

Manuales... importante. Foto Miguel
El caso es que cuando el niño tiene uno o dos coches esta metodología funciona más o menos ya que la caja donde se apilan los restos tiene unas dimensiones manejables y las piezas no son muchas por lo que la reconstrucción del vehículo perjudicado es más o menos rápida ya que las piezas se encuentran de manera fácil....

Montaje del primer vehículo, Foto Miguel
El problema viene cuando se mueven grandes volúmenes de sets de Lego ya que el cajón desastre en cuestión empieza a crecer sin control hasta que un día te das cuenta que cuentas con docenas de sets de Lego pero que tu hijo es incapaz de usarlos ya que todos ellos se encuentran en "la gigantesca caja infernal" la cual contiene miles y miles de piezas (que son también muuuuuchos euros) y que es simplemente imposible de gestionar ya que para encontrar cada pieza de un set de cientos te puedes tirar media hora larga... y eso es lo que pasó en casa...

Foto Miguel
Lo curioso del tema es que el vikingo menor seguía demandando nuevos sets y bueno, aquello tenía su lógica. A su fuerte adicción al Lego se sumaba que a pesar de tener docenas de sets no podía jugar con ninguno ya que todos se encontraban completamente desarmados mezclados entre si en la FBLB (Fucking Massive Lego Box)...

Foto Miguel
Así que una mañana me decidí a arreglar aquel entuerto y a recuperar la aquellos sets con la ayuda de sus manuales de construcción (unos manuales que en casa siempre se guardan en lugar seguro y que os recomiendo que pongáis a salvo).

Foto Miguel
No era la primera vez que se intentaba algo similar ya que mi mujer había intentado algo parecido en el pasado solo que había cometido un error y era que el organización inicial de piezas la había realizado por colores... craso error. Yo no caería en ese error y organizaría las piezas de la caja por tamaños o formas.

Tercer día de ensamblaje.. atención las piezas que quedan. Foto Miguel
Vaciar la caja y dividir las miles de piezas por formas me llevó tres tardes completas. Establecí mi centro de mando en la mesa del salón y me hice en IKEA con bandejas para organizar las piezas.

Foto Miguel
El resto fue puramente mecánico. Se coge el primer manual del taco y se empieza a montar hasta que se termina. En mi caso el proceso llevó una semana. A pesar de que el Lego se juega en todas las partes de la casas la gran mayoría de los sets estaban completos... se ve que se hizo un buen trabajo a la hora de recoger todos los días las piezas que andaban sueltas y echarlas a la FBLB .

Foto Miguel
A día de hoy lo sets siguen completos y operativos aunque una incipiente nueva FBLB se está gestando de nuevo en un rincón del cuarto del vikingo menor... para evitar su expansión habría que hacer un mantenimiento preventivo periódico de los sets lo cual es de alguna manera jodido ya que parte de la gracia como querían transmitir en Lego Movie es que los niños modifiquen los sets iniciales dando rienda suelta a su imaginación... aunque de esa manera se carguen el set original y generando con sus acciones una nueva y masiva FBLB... 

Jodéndome los sets a plena luz del día. Foto Miguel
¿Veis lo que os digo? ¡eso con Playmobil no pasaba! en fin, es lo que hay. Supongo que en el medio plazo la cosa se complicará con los Technic y con los Mindstorms... pero bueno, esa es otra historia.



13 comentarios:

  1. A mi me regalaron Tente, al principio no tenía muñecos y luego los que hicieron eran simples en comparación con Lego. Cuando vi los Lego me pareció mucho más interesante, pero ya era tarde. Yo lo que hacía cuando era ya un poco más mayor (9 o 10 años) era construir vehículos para los Playmobil con las piezas de Tente. Podía montar un autobus para unos 20 playmobil o coches y furgonetas de 2 o 4 plazas. Se abría el techo con sus bisagras y podías meter dentro los muñecos. El asiento eran 2 piezas 4x1 para los reposabrazos y respaldo 4 piezas.

    ResponderEliminar
  2. Una entrada poco rusofila pero que los padres de familia reconocemos. Nosotros tenemos tambien la FMPB, con los sets de playmobil. Estos tienen el agravante de que son mas grandes y meterlos en las cajas es un tetris infernal ��

    ResponderEliminar
  3. Yo tuve primero unos cuantos barcos y naves espaciales de Tente, que acabaron desguazados y mezclados en cajas y bolsas, algo que parece inevitable con este tipo de juguetes. Como perdí los manuales, jugaba a crear mis propios barcos con piezas de todos. Me viene a la memoria un mítico petrolero enorme para el que utilicé casi todas las piezas y que tenía que partir en varios cachos para poder guardarlo...

    Luego me aficioné al Lego (City, of course), e hice lo mismo que con el Tente (revoltijo de piezas y creatividad a partir del caos), pero no me compraron tantos cacharros de Lego como para disponer de tantas piezas como tenía de Tente.

    Algún juguetillo de Exin Castillos también recuerdo, pero venía heredado de mi hermano mayor y le faltaban piezas. Los bloques eran grandotes y nunca me gustaron tanto como el Tente de barcos y naves.

    Un amigo tenía en su casa algunos vehículos de Lego Technic que eran impresionantes, con multitud de engranajes, circuitos neumáticos, etc.

    ResponderEliminar
  4. Aunque Lego se hizo ya hace muchos años dueño y señor de los juegos de construcción, aún quedamos un reducto de nostálgicos que construimos con nuestro venerado TENTE... y ya que estamos en Rusada pues ahi va un destructor ruso clase Udaloy II Projekt 1155.1 Fregat-M (también hay más buques en los demás álbumes)

    https://www.flickr.com/photos/129347426@N03/sets/72157662234340200

    Aquí una Web de aficionados aparte de la que ha enlazado Miguel

    http://www.tenteros.land/

    Un saludo!

    PD. Brutal lo del FBLB y enhorabuena por la labor de reconstruir todos los sets comerciales! Los vikingos fliparian de verlos todos en perfecto estado de revista y todo tan ordenado... un nuevo FBLB se está gestando jajajaja







    ResponderEliminar
  5. http://i1.kym-cdn.com/photos/images/newsfeed/001/211/198/f4e.jpg

    Yo también nací siendo un purista de Tente, mucho me molestaban aquellas piececitas de Lego que se colaban en la FMTB y que no encajaban ni de bromas. Durante mi tierna infancia rechazé al Lego, era más caro y mucho menos chulo, no tenía portaviones, destructores y las naves eran infantiles en comparación con el producto español. Efectivamente la combinación de Tente con Famobil era perféctamente viable y con el tiempo se unieron a la gran batalla los Gi.joe.
    Sin embargo los años pasaron y el Tente fue quedando en el olvido, los famobiles y Gi.Joe regalados a primos más pequeños por una desaprensiva madre que no dudó en retirarlos de mi habitación con nocturnidad y alevosía. Durante años mis hormonas mandaban al cerebro el mensaje de que Famobil, Lego, Tente eran cosa de niños y mis intereses estaban normalmente fuera de casa. Fueron pasando los años, estudios, fiestas, viajes, trabajo, novias, coche, moto, hipoteca, boda, alopecia, familia, hija... y ahí uno vuelve a pasearse por las estanterías de juguetes de los centros comerciales, siendo ya una persona hecha y derecha, con una tarjeta de crédito...
    En esos momentos es cuando uno descubre que no hay nada más cierto que el dicho de que "La diferencia entre un hombre y un niño radica normalmente en el precio de sus juguetes".

    A día de hoy mi casa parece un set de Star Wars o de la Lego Película, en la que por el medio descansan enormes gruas, helicopteros, camiones, excabadoras, e incluso un inmenso y brutal Porsche 911 anaranjado. También he de reconocer que los chinos y sus excelentes (en muchos casos) imitaciones a bajo precio han ayudado a semejante invasión de ladrillos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Larga vida al Tente!
    Me ha gustado mucho esta entrada, me ha traído muchos recuerdos, y menudo trabajo que te pegaste para reconstruir todo lo que había en "la caja del caos".
    Yo era tanto de Tente como de Famobil, tenía muchos de ambos pero siempre quería más y más... cosa que lógicamente mis padres no permitían...
    Recuerdo que una vez un familiar (mala persona y con mala uva, seguro) nos regaló una caja de "Airganboys" (¿alguien se acuerda de ellos?), y los odiaba tanto que cuando jugábamos con ellos eran los "exclavos" de los clicks...

    ResponderEliminar
  7. Dos minúsculas cajitas de Tente tuve, eso si hojas de sierra , puas , martillo y cola a mi mano estaban con el taller de fontanería de mi padre debajo .....
    Que al vecino de familia poco numerosa le regalaban un Fuerte Comansi , sin problemas con un trozo tablero , palillos de polos y una puerta reciclada del Exin Castillo , en un par de meses tenia listo .....mi propia versión .

    Que llegaban las naves espaciales del Tente , nada nada , un par de tubos de 1/2 de PVC , cinta aislante y de carlinga el tapón de un bote de desatascador o similar ....

    Hoy en día restauro y uso a diario motos más viejas que yo , y mi MINI-YO acaba de descubrir el mundo Lego , y a mi me hace mucha ilusión ..........

    Tonterías de Padre tayudito ...... De Cáceres

    ResponderEliminar
  8. Este señor se montó un sistema robotizado para clasificar sus piezas: http://hackaday.com/2017/05/07/sorting-two-tonnes-of-lego/

    ResponderEliminar
  9. Cuanta nostalgia me entra al leer este artículo. Por lo demás soberbio.

    Solo pensar que mis tres hijas no han querido saber nada de los Lego, Playmobil, etc., y han pasado de las muñecas, casitas para muñecas, etc. al móvil, whatsapp, twitter y demas morralla telefónica, me da algo.

    ResponderEliminar
  10. Mi hermano tiene en Suecia como para llenar tres maletas. Ya le he dicho que se lo traiga poco a poco para la fiera de año y medio que no para a cambio de buenos embutidos de Salamanca. Los sobrinos ya casi no los usan pero le dan al chorizo que no veas! Todos ganamos con el cambio.
    Jejejeje

    ResponderEliminar
  11. Yo tengo mi propia caja masiva de Lego de cuando era pequeño, y la cantidad de "bajas" en las piezas es alarmante xD A ver si este año me pongo a hacer inventario o algo... qué recuerdos :D

    ResponderEliminar
  12. Muy buenas!
    Lo primero,se puede ser delego Y playmobil. Servidor tuvo el placer de disfrutarf de ambos juguetes,cada uno con sus cosa. Lo segundo,ole al curro que te has pegado. Yo me arrepiento de que nadie conservara por casa los manuales,y ahora no se de donde leche sacarlo.
    Por otra parte,recuerdo con orgullo mi mejor creacion. Una base polar (esta aficion viene de lejos) con una base de un set creo que de piratas,partes del submarino amarillo aquel y otras del vehiculo de exploracion polar que sacaron. Yo naci en el 92 ,por si a alguien le da por saber los sets. POr cierto,mis piezas se guardaban en cubos de los de las chuches,regalo de amigos con tienda!

    ResponderEliminar
  13. Que nostalgia , me has hecho recordar el tambor de detergente (esos redondos de carton antiguos) que tenia lleno de playmobil , tente, montaplex ,canicas y coches de guisval , grandes juguetes que nos dieron horas y horas de diversión.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...