viernes, 16 de noviembre de 2012

El barco más antiguo de la armada rusa se jubila

El Aurora en San Petersburgo. Foto Miguel de Rusadas.com    
O al menos eso es lo que parece... El legendario Crucero Aurora botado en 1900 y símbolo de la revolución bolchevique fue, según parece, oficialmente retirado del servicio como buque de guerra en activo al servicio de la Flota del Báltico el pasado martes 16 de Octubre. A decir verdad el Crucero fue retirado desde el punto de vista práctico mucho antes, concretamente en 1944 cuando fue emplazado en el Neva y fue convertido en museo flotante. No obstante, el Aurora, a pesar de haber servido como museo a lo largo de todos estos años no ha dejado de pertenecer en ningún momento a la Armada Rusa y más concretamente a su Flota del Báltico. Para dar constancia de ello todas las mañanas la tripulación militar, bajo el mando de un Capitán de primer rango, procedía al izado de la bandera de San Andrés, enseña de la Marina Rusa.



Marinero del Aurora. Foto Archer10(Denis)
Pues bien, todo esto cambió el pasado Martes 16 de Octubre cuando un grupo de 9 miembros del Museo Central Naval tomaron el mando de las actividades a bordo del Aurora y la tripulación militar abandonó el barco, lo cual en la prensa se reflejó como la retirada del servicio activo del que es el barco más antiguo de la Marina Rusa. Este hecho ha levantado más de una ampolla en Rusia dado lo icónico del barco en cuestión. A nosotros que el barco pertenezca a la marina, este en activo o sea solo un museo no nos puede parecer que tenga mucha importancia pero el simbolismo del Aurora hace que cada paso que se de relacionado con su estatus sea una lucha hercúlea contra los elementos compuestos por comunistas, asociaciones civiles, veteranos de la marina, etc. Si os soy sincero, aun a día de hoy el tema no está del todo claro para mí, en algunos lados leo que oficialmente el barco dejó de pertenecer a la marina el pasado Agosto y que los marineros simplemente se retiraron en Octubre, en otros lados leo que el barco sigue estando bajo las ordenes del Comandante de la Flota del Báltico en todo lo que sea relativo a reparaciones y mantenimiento y finalmente en otros lados leo que son un grupo de veteranos de guerra los encargados de velar por la salud del barco... seguramente podríamos discutir durante horas a que balance sobre el papel pertenece la nave en sí, si al del Ministerio de Educación (órgano responsable del Museo Central Naval) o al del Ministerio de Defensa, pero la realidad es que ya no hay Capitán ni marineros en activo a bordo lo cual es una retirada del servicio de facto.



El primer efecto secundario de la ausencia de marinería en el Aurora ha tenido que ver con el izado y recogida diaria de la bandera de la Marina Rusa, que se venía produciendo en el desde su botadura


A falta de marineros en activo los alumnos de la Escuela Naval Nakhimov, situada frente al Aurora, han tomado la responsabilidad del izado y recogida de la bandera así que parece que al menos esa tradición será preservada. Algunos aseguran que el personal civil será capaz de mantener el barco mientras otros defienden la transferencia al Museo Central Naval, dependiente del Ministerio de Educación, en línea con otras transferencias que otras marinas del mundo han hecho de sus buques históricos como pudiera ser el Vasa sueco o el Victory británico.


La bandera soviética del Aurora. Foto Miguel de Rusadas.com   
No obstante el Aurora que cualquiera puede visitar a orillas del Neva en verdad no es realmente el Aurora original, al menos al 100%, ya que entre 1984 y 1987 el buque fue enviado a los astilleros del Almirantazgo para sufrir una exhaustiva  restauración debido a su mal estado. Estos trabajos provocaron que más de la mitad del buque tuviera que ser sustituido. Las planchas desechadas, algunas de las cuales resultaron ser de origen inglés dando al traste con la teoría que decía que era un barco 100% ruso, fueron usadas para construir las casas en una localidad vacacional cercana a la base naval de la por entonces Leningrado. Sobra decir que los propietarios de estas casas llevan con orgullo el contar con vigas del Aurora en partes de la construcción de sus viviendas.

Intentando montar otra revolución. Foto Miguel de Rusadas.com
Pero bueno, a lo que nos importa a los ciudadanos de a pie: de cara al turista el Aurora sigue estando donde lleva anclado los últimos 50 años y sigue siendo visitable de manera gratuita. Es una visita la mar de interesante, y aunque he de admitir que con marineros "de verdad" a bordo podía ser una experiencia más auténtica, seguro que en conjunto nada ha cambiado y los turistoides paletillos seguiremos haciéndonos la típica foto disparando su cañón contra el Palacio de Invierno.



1 comentario:

  1. Me resulta muy llamativo que en Rusia, con las muchas "sombras" que tiene, tenga una "luz" como la de conservar pedazos de su historia que nosotros no tenemos ni de lejos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...