jueves, 4 de octubre de 2012

Viaje por Alemania: "Apunté a las estrellas pero golpeé en Londres"

V-2 levantando el vuelo desde Usedom. Foto Bundesarchiv

Hoy 3 de Octubre de 1942 hace 70 años, se produjo desde el legendario Prufstand 7 del complejo tecnológico-militar de Peenemünde en la isla de Usedom el primer lanzamiento exitoso del que es el primer misil balístico de la historia, la llamada V-2 formalmente conocida como Aggregat 4. El cohete, el primero de 4 que surcó los cielos con relativo éxito, alcanzó una altitud de 90 kilómetros y cayó en las aguas del mar Báltico a 192 kilómetros de su lugar de lanzamiento. Ese mismo día Von Braun diría con bastante acierto:

“El día de hoy será decisivo en la historia de la técnica; con nuestro cohete hemos alcanzado el espacio libre y, por primera vez, lo hemos utilizado como puente entre dos lugares de la Tierra. Este 3 de octubre de 1942 es el primer día de una nueva era en la técnica de los viajes: la era de los viajes espaciales”



Motores de V-2 fabricados por presos en Mittrelbau-Dora. Foto Miguel de Rusadas.com

Las V-2 de Von Braun (del que ya hablamos un poco en ESTA otra entrada dedicada al 100 aniversario de su nacimiento) sembrarían más tarde el terror en Europa ante la incapacidad que había de defenderse de ellas y dejarían muchas vidas rotas en las oscuras cuevas del campo de concentración alemán de Mittelbau-Dora donde los reclusos tenían que ensamblarlas. Tras el primer lanzamiento exitoso a Londres Von Braun diría:

"El cohete ha funcionado a la perfección solo que ha impactado en el planeta equivocado"

Con el final de la guerra y tras su entrega a los aliados Von Braun pasó en el marco de la Operación Paperclip a trabajar para la NASA y en vez de terminar su proyecto de misil capaz de bombardear Nueva York acabo llevando a Neil Armstrong a poner un pie en la luna. Tanto soviéticos como norteamericanos, británicos y franceses usaron las V-2 que pudieron apresar tras la guerra como punto de partida para sus propios desarrollos misilísticos y hoy en día se puede decir sin miedo a equivocarse que tanto los Minuteman o Trident norteamericanos 


V-2 de la NASA. Foto NASA
como los Yars, Topol-M o Bulavas rusos (sin querer nombrar los Ariane o Soyuz entre otros) son hijos de esas V-2 que hoy hace 70 años surcaron los cielos de la isla de Usedom.


Misil R-2 Soviético de Korolev. Foto Nesusvet
Se cuenta, se comenta, se rumorea, que en lugar desde donde despegó aquel día la V-2, Von Braun mandó poner una roca conmemorativa que no ha sobrevivido hasta nuestros días, no obstante si uno se adentra en la Sperrzone (Area Prohibida) de Usedom y se acerca al mítico sitio de pruebas número 7 (si es que logra identificarlo) se encontrará con una piedra en mitad de un bosque por el que no se puede transitar que aun a día de hoy conmemora el despegue de ese ingenio militar que estaría llamado a cambiar las  vidas de todos los que habitamos en este pequeño planeta.


 Foto Miguel de Rusadas.com
De este lugar, de Von Braun, de sus misiles, de sus pruebas y de las arañas con las que he tenido que luchar para conseguiros imágenes de cierta calidad en lugares perdidos de la mano de Dios ya hablaremos el día que mis hijos me dejen tiempo para escribir una entrada en condiciones. Sirva esta entrada para recordar ese día simbólico.


2 comentarios:

  1. el misil es un invento aleman, interesante articulo

    ResponderEliminar
  2. Eso de "apuntamos a las estrellas" es un cuento de la posguerra, para la desnazificación de Von Braun.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...